Stomping on the Heels of a Fuss
Stomping on the Heels of a Fuss.png
Traducción Pisando los Talones de un Alboroto
Información
Escritor Eric Raab
Ilustrador Alexander Kent
Páginas 71-102
Halo: Evolutions
Volumen I
Pariah Midnight in the Heart of Midlothian
[Como usar esta plantilla]

Stomping on the Heels of a Fuss es una de las varias historias cortas en Halo: Evolutions - Essential Tales of the Halo Universe. Cuenta la historia de un agente de la ONI llamado Connor Brien, que es enviado a un mundo humano capturado por Jiralhanae, Beta Gabriel, sólo para terminar como testigo de sus violentas tradiciones. Al darse cuenta de la división en la jerarquía local Jiralhanae, Brien conspira con otros cautivos para realizar un escape mientras los Jiralhanae discuten entre ellos.

Resumen

Al enterarse de la invasión Jiralhanae de Beta Gabriel, Connor Brien obtuvo el permiso para aterrizar en el planeta y estudiar su comportamiento. Fue capturado por un grupo de cazadores Jiralhanae mientras observaba desde un árbol, y lo llevaron a su campamento alrededor una nave del Covenant que había aterrizado, el Valorous Salvation. Una vez allí, es testigo de la lenta descomposición en la unión de la manada.

La manada era en realidad el producto de al menos tres clanes separados, que habían sido recientemente fusionados por el liderazgo del Covenant. Dos de estos clanes eran antiguos enemigos que habían luchado antes de la masiva Guerra Civil que regresó a los Jiralhanae a un Estado Pre-industrial. Naturalmente, esto llevó a las tensiones entre las dos facciones dentro de la manada. Un clan, liderado por los hermanos Ceretus y Maladus, se sintió como la facción más inteligente del grupo, y que eran los más devotos en sus creencias religiosas en línea con la de los Profetas. La otra facción, liderada por la manada del Cacique Parabum, creía solamente en el músculo y la tradición, y en utilizar las reliquias Forerunner en la forma más oportunista e irrespetuosa.

Durante la Caída de Reach, Parabum exhibió cobardía cuando ordenó a su nave retirarse del ataque masivo, creyendo que la flota humana era un obstáculo demasiado poderoso para superar. En cambio, el Valorous Salvation aterrizó en el cercano planeta de Beta Gabriel. Parabum ordenó que el Sistema de Comunicaciones de la nave se desconectara, para que el Covenant no tuviese forma de cazar a la manada y ejecutarla por su desobediencia. Cuando llegaron por primera vez al planeta, la manada cazaba a los humanos que encontraban allí y festejaban como nunca lo habían hecho antes. A medida que el número de seres humanos se redujo, los Jiralhanae consumieron rápidamente a los Unggoy que iban en la nave; después de que todos los Unggoy fueran consumidos, Parabum decretó que los prisioneros humanos sólo podrían ser comidos después de participar en cacerías aprobadas por él, lo que causó frustración del clan de Ceretus, que veía esto innecesario.

Poco después, Maladus enfrentó a Parabum acerca de su cobardía y el abandono de sus deberes con el Covenant. Sin embargo, Parabum era mucho más fuerte, y sin piedad lo golpeó hasta someterlo y romperle el cuello. Como si esto no fuera suficiente, Parabum entonces faltó el respeto intencionalmente al cadáver de su oponente, desgarrando la garganta de Maladus con los dientes. Esto sólo sirvió para enfurecer aún más a Ceretus.

Cuando Brien fue llevado al campamento Jiralhanae, se encontró con los prisioneros humanos que quedaban, en un estado miserable. Uno de los prisioneros era una figura religiosa prominente, llamado Dasc Gevadim, que se había escondido en Beta Gabriel para aumentar la devoción de sus seguidores (ya que se les hizo creer que había "Trascendido"). El resto del equipo de caza de Ceretus mató a uno de los prisioneros, Hague, por diversión; sin embargo, cuando el equipo de caza de Parabum regresó y descubrió a los desobedientes Jiralhanae en el acto, Parabum se enojó y avergonzó a Ceretus delante de los demás. Parabum también se tomó el tiempo para intimidar a otro Jiralhanae, Hammadus, como un medio para mantenerlo con seguridad en línea (Hammadus era descrito como un pie más alto y más amplio que Parabum).

Ceretus luego comenzó a conspirar para derrocar a Parabum, pero no tenía ninguna esperanza de vencerlo en un desafío directo; Parabum era fácilmente el doble de fuerte que Maladus, y Maladus era más fuerte que Ceretus. En cambio, Ceretus intentó manipular al joven e ingenuo Hammadus, a quien Ceretus había determinado como el único lo suficientemente fuerte como para derrotar a Parabum, para que hiciera el trabajo por él. Lo hizo para convencer al hermano de Hammadus y su mejor amigo, Facius, que debería hacer una sugerencia a Parabum: reabordar el Valorous Salvation, fingir la muerte de Parabum (protegiendo así al Cacique cobarde de cualquier castigo potencial), dar a los San 'Shyuum una excusa de por qué la nave perdió contacto con el resto de la flota, y pedir misericordia a los Profetas. Facius se mostró de acuerdo después de que Ceretus jugara con su temor de quedarse atrás en el Gran Viaje, señalando que incluso si no, sería mejor para los dioses saber que él trató de hacer algo en lugar de ir perdiendo poco a poco la fe en los dioses. Tal como estaba previsto, Hammadus juró a su hermano que iba a protegerlo si Parabum rechazaba el plan.

Como líder experto del UNSC en Jiralhanae, Brien reconoció que podía explotar de alguna manera las tensiones subyacentes y enfrentar a las facciones Jiralhanae una contra otra, así él y sus compañeros de cautiverio tendrían la oportunidad de escapar. Identificó a Parabum y a [eretus (o "Big Boy" y "Six", respectivamente, como él los nombró) como los machos alfa del grupo, y en el caso de un enfrentamiento (razonando que la eliminación de los machos alfa dejaría simplemente "un montón de matones"), los planes para tranquilizar a los dos y escapar en el caos.

Facius esbozó el plan a Parabum; para sorpresa de Ceretus, el Cacique en realidad pareció considerar sus palabras. Inmediatamente después de que Facius concluyera, sin embargo, Parabum derribó el plan, y a raíz de una confundida objeción de Hammadus, declaró que no había razón para dejar el planeta, ya que pronto el Covenant no sería más y que no existía la voluntad de los dioses: los Forerunner los abandonaron hace mucho tiempo. Esto hizo a Ceretus entrar en erupción con una indignación piadosa. Parabum mató a Ceretus con su Martillo de Gravedad antes de ser tranquilizado, junto con Facius, por Brien. El caos reinó; sin embargo, sólo Brien y Gevadim fueron capaces de escapar; los supervivientes murieron mientras huían o trataban de vengarse de los Jiralhanae. Los dos sobrevivientes volvieron al campamento de Brien, donde Gevadim le disparó en la cabeza con su propia Pistola M6, antes de pudiera llegar ayuda, esto con el fin de preservar el secreto de su desaparición, prefiriendo que un hombre muriera para que la fe de sus millones de seguidores pudiera ser preservada. Poco después, refuerzos del UNSC llegan, y aunque no encuentran sobrevivientes humanos, matan a los Jiralhanae restantes. Gevadim se esconde de ellos, paseándose entre los cadáveres y sintiéndose más solo que nunca en su vida.

Apariciones

Personajes

Especies

Lugares

Eventos

Vehículos

Tecnología

Curiosidades

  • La historia ayuda a comprender mejor las razones de la diferencia de aspecto entre los Jiralhanae en Halo 2 y aquellos en Halo 3. Parabum es descrito más parecido a los de Halo 2, con su rostro descuidado y vestido sólo con unas pocas piezas básicas de la armadura. La descripción de Ceretus, bien peinado, se asemeja más a la de Halo 3. Esto sugiere que estas diferencias pueden ser el resultado de las preferencias personales o de su clan.
  • El nombre de la historia viene de una canción que la madre de Brien solía cantar para él: "Hold no court, know no rust, just stomp, stomp, stomp, on the heels of a fuss" (No mantener un juego, saber no oxidarse, sólo pisar, pisar, pisar, de los Talones de un Alboroto).

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.